Deepak Chopra

Hombre rico, hombre pobre

Hace muchos, muchos años en un reino muy lejano…. Huy, que no, que me he equivocado, volvemos a empezar…. Veamos:

Hace pocos, pocos años, aquí mismo en la casa del vecino, jajajaja, vivía una joven mujer que quería ser millonaria, pero por alguna razón que no alcanzaba a entender, por muchos libros de pensamiento positivo, por muchos libros sobre la ley de la atracción, ni aún el de Deepak Chopra, conseguía lograr salir de apuros económicos y es que en este caso y en la mayoría, nos olvidamos de que nos traiciona el subconsciente. El subconsciente es como un armario, o un trastero, cuando está empetado y necesitas guardar cosas nuevas en el, primero tienes que deshacerte de las viejas, de las que ya no sirven.

He pensado mucho en cual es el fallo de la fantástica ley de atracción, de porque hay personas que no saben sentirse millonarias, o que no son capaces de visualizarse ricas y felices y he llegado a la conclusión de que por mucho que uno trate a nivel consciente de sentirse ganador, positivo y lleno de dinero, la apestosa realidad es que si vas al supermercado y no puedes comprar mas que la cuarta parte de tu lista de la compra, es un poco dificil sentirse triunfante y millonario.

Pero como no me conformo con las conclusiones fáciles he indagado un poco más y me he dado cuenta de que hay un patrón establecido entre el fracaso y la creencia inconsciente de que las personas adineradas son mezquinas, malas, cínicas y cualquier otro despectivo apelativo que se nos ocurra. Esto viene de la mano de la educación que recibimos desde nuestra más tierna infancia, desde los cuentos de hadas, pasando por los dibujos animados y, como colofón, la religión, porque no se puede olvidar que la cristiana es la religión de los esclavos (hay que sufrir en esta vida para alcanzar el cielo en la otra, porque el que sea feliz en esta vida, no alcanzará el cielo).

Concretamente tenemos el caso de unos dibujos animados muy actuales “Lola y Virginia”, en los que la chica pobre es maravillosa y llena de buenas intenciones, mientras que la chica rica no solo es caprichosa y malcriada, mal común sobre todo en los hijos únicos, más si sus papás tienen dinero, sinó que, además, es una niña sin valores y completamente amoral. Y esa es la imagen de los millonarios que nos venden, creo que no tiene que ser así, tener dinero no es sinónimo de no tener escrúpulos o no tener valores, de la misma forma que ser pobre no es sinónimo de trepa-oportunista.

Sin embargo lo vemos continuamente, “desde que fulanito tiene dinero se le ha subido a la cabeza, se ha vuelto idiota” y porqué , porque vive bien o porque puede disfrutar de cosas que antes no podía disfrutar, “el dinero no da la felicidad”, puede que no pero ayuda que no veas…. “el dinero te corrompe”, mmm, puede que sea cierto, en el caso de que ya tengas unas tendencias naturales a la corrupción, es decir que ya fueses corrupto antes, pero no tuvieses los medios para poder desarroyar tu corrupción (quién dice corrupción, dice cualquier vicio o adicción). Y así podríamos seguir y seguir, pero la realidad es que a la chica de al lado ya no le importa que la llamen idiota, o que la gente piense que es una tal o una cual, ella quiere ser millonaria y vivir, que hasta ahora malamente sobrevive, por eso, antes de encontrar un simbolo de poder económico al que aferrarse y con el que sentirse realmente millonaria y atraer la abundancia a su vida, le he dicho que debe limpiar su subconciente, eliminar los viejos patrones y dejar sitio para escribir los nuevos.

986 65 13 49

Ponte en contacto conmigo, consultas por visa o personales.

Consulta por Whatsapp

695037878
  • 2 Preguntas = 1,79 Euros (sale a 0,895 por consulta)
  • 6 Preguntas = 4,49 Euros (sale a 0,748 por consulta)
  • 12 Preguntas = 7,99 Euros (sale a 0,665 por consulta)

    Pago por PAYPAL (IVA NO incl)
Consulta