Reflexiones

Hace un año…

Hace un año y tres días que escribí mi última entrada en el blog, desde entonces han pasado muchas cosas y no todas han sido malas, de hecho, si hago recuento, la mayoría han sido buenas.

Hace un año por estas fechas, me fui a echar las cartas a Bilbao, a un grupo de gente maravilloso del que me acuerdo un montón y que me encantaría volver a ver, sigue pendiente una entrada sobre ese tema, no se si en este blog o en otro, pero la experiencia fue, realmente excepcional.

Hace un año por estas fechas (en Marzo para ser exactos) Diego se quedó ingresado por primera vez en el hospital con divertículos, esa fue una mala experiencia, sobre todo porque el 28 de febrero, Rocío, mi amiga, tuvo un accidente de coche muy grave (del que salió indemne, por fortuna) y tuve que sustituirla durante 15 días en la panadería. Poco después empecé a trabajar para un callcenter y un poco más tarde, Diego empezó a trabajar en una empresa por seis meses. Acaban de hacerle fijo.

Ha sido un año de altibajos extraños, en el que hemos ido sorteando obstáculos hasta el día de hoy y, si bien es cierto que las cosas siempre pueden ir peor, también es cierto que pueden mejorar y tengo que dar las gracias porque lo importante no ha faltado, así que UNIVERSO (como decía una guapa bilbaína) GRACIAS, GRACIAS UNIVERSO.

Así están las cosas

No quiero ser pesimista ni nada por el estilo, tampoco pretendo quejarme o dar pena, pero me declaro en bancarrota y dejo esta partida, ¿Dónde está la casilla de salida? ¡Mierda! No hay casilla de salida, no se puede abandonar el barco porque, como en el Titanic, no hay lanchas salvavidas.

Después de ver el estado de mis cuentas, me plantéo firmemente la posibilidad de cerrarlo todo y marcharme por el mundo adelante, aunque sea andando… Pero eso es pura fantasía y lo que estoy es “ahostiada” de realidad y la realidad es que con la ayuda familiar de Diego y lo que ha bajado mi facturación no alcanza para tanto gasto. Este mes, yo creo que ya estoy muy cerca del fondo (porque siempre se puede llegar más abajo), supongo que con esta cabezonería que Dios me dio (ya me podía haber dado unos pocos miles en la lotería, que quieres que te diga) aguantaré el temporal hasta descender otro peldaño, porque cerrar la empresa no significa el final de mis problemas financieros, significa que dejaré de percibir lo poco que percibo, que no alcanza para las cuotas del IVA y la SS (seguridad social, no la policía de la Alemania naci, la cual después de pagar religiosamente durante seis años no me concede el derecho a paro) y tendré que seguir haciéndome cargo de las susodichas cuotas de IVA con la ayuda familiar de Diego, esa que ahora tampoco llega para pagar el piso y las facturas.

Estoy en una encrucijada y no se que hacer, se admiten sugerencias…

Cierto que tengo una familia estupenda, unos hijos maravillosos y el mejor marido del mundo y, aunque mi salud no es la mejor, tampoco me puedo quejar, no tengo nada grave… (pero somos alhajas con dientes, comemos todos los días en un país en el que comer ha pasado de ser una necesidad a un lujo)

La “Tasa Google”

Hoy estoy muy enfadada, pero que muy enfadada por tanto burro e inepto que hay en este país, claro los eficientes e inteligentes, han tenido la “suerte” de tener que emigrar, cosa que no todos podemos hacer, aunque cada vez me lo planteo más seriamente.

Este post va dirigido directamente a esas personas que se alegran, piden y aplauden la “Tasa google”. Parece mentira que sean personas con carrera (claro que hay que ver donde y de que se sacaron la carrera, porque a lo mejor es la carrera de “burrología” con master en “corto de ideas” y “cerrado de mente”), a las cuales se les presupone una inteligencia y una amplitud de ideas que, obviamente no tienen, por lo cual, yo, una humilde bachiller, experta en fregar platos, cuyo mayor logro ha sido parir tres hijos, me veo obligada a explicarles como funciona el mundo de internet, concretamente de Google, los blogs y las páginas de noticias y pido perdón si mis expresiones no son las más correctas o técnicas, sólo espero que la idea quede lo suficientemente clara con este diagrama:

Sitio web – indexado por google – montones de visitas – ingresos de publicidad

Mi blog, o página de noticias, o diario, o semanal, o periódico, en fin, donde publico noticias y artículos con mayor o menor interes para el público de forma gratuita o pagada es indexado por GOOGLE, quien amablemente y de forma totalmente gratuita promociona mis enlaces en base a las búsquedas del público y del contenido más o menos interesante que publico; gracias a esos enlaces, la gente visita mi blog, o página de noticias, o diario, o semanal, o periódico, asiduamente y comparte mis “cositas”, porque les gustan, con otra gente como ellos, que acaban viniendo a mi sitio, incrementando mis visitas, con lo que consigo llegar a cada vez más y más gente, que entran en mi blog atraidos por mis contenidos y se encuentran, además, con los banners publicitarios y los anuncios estratégicamente colocados para que se vean bien y que es lo que reporta beneficios.

Si yo puedo entender esto, ¿porque señores que se han pasado hasta los 30 estudiando no lo pueden entender?

Feliz Navidad! Feliz Año Nuevo!

Feliz navidad, prospero año

Franco la verdadera historia

Visto desde fuera:

986 65 13 49

Ponte en contacto conmigo, consultas por visa o personales.

Consulta por Whatsapp

695037878
  • 2 Preguntas = 1,79 Euros (sale a 0,895 por consulta)
  • 6 Preguntas = 4,49 Euros (sale a 0,748 por consulta)
  • 12 Preguntas = 7,99 Euros (sale a 0,665 por consulta)

    Pago por PAYPAL (IVA NO incl)
Consulta