Sin catalogar

Hola a todos, he vuelto

El otro día recibí un e-mail conforme alguien me había dejado un comentario en este blog y, ni corta ni perezosa, lo abrí alegremente y me encontré con el saludo de Javier, un chico de Málaga (Muchas gracias, Javier, por tu comentario y tus ánimos) y, lo cierto es que hace mucho, muchísimo que no escribo nada aquí, tanto que casi se me olvida que tengo un blog…
Pero es que he estado muy liada; las cosas no me van mal y ya hace tiempo que puedo considerarme feliz, pero estoy trabajando como una loca y en mi mente no ha quedado espacio para nada más, lo cúal es una verdadera pena, porque casi olvido lo que realmente importa y el objeto de este blog, que no es otro que comunicarme con el resto del mundo desde mi torre de crital, que Rapuncel es mi segundo nombre.
El proyecto en el que me embarcado no es otro qu ela creación de una empresa, MI EMPRESA, cuyo nombre no es otro que Mundo Askani SLU y esto me está ocupando mucho más de lo yo que había pensado en un primer momento. Es curioso como se hacen las cosas, porque teoricamente, con mi propia empresa tendría más tiempo para mi y los mios, menos trabajo y más dinero, y lo cierto es que mi tiempo libre se ha reducido a la mitad, el trabajo se ha multiplicado por 4 y el dinero sigue siendo un bien escaso…
Lo que más tiempo y trabajo (sudores frios, lágrimas y cabreos) me está llevando es la web de la empresa, que no es otra que “Brujas de Askani”, que os invito a visitar, sin compromiso, por supuesto… lo cierto es qu eme siento orgullosa de como me ha quedado, aunque sigo peleándome con el publisher, y el html, y sigo sin conseguir centrar la página, así que, si alguien sabe como hacerlo, desde el publisher o insertando algún código, que, por favor, me lo diga, por que hay días en que tiraría el ordenador por la ventana.
De todos modos quiero agradecer a todos los que han firmado el libro de visitas (que no son muchos, pero si entusiastas y cada uno vale por diez), a mis amigos que me animan diciéndome lo bien que me ha quedado, a la familia, por su apoyo moral y económico, a todos los videntes y torotistas, compañeros del ramo que siempre me dicen que adelante, a mi hijo mayor por quererme aunque a veces no me porte del todo bien con él, a mi hijo pequeño por regalarme su cariño y no esperar más de mi que duerma una siesta con él y, por supuesto, a Yeday, Señor de la Fuerza Tranqui, por calmarme los nervios, ponerme en mi sitio y tener la infinita paciencia de aguantar mis desplantes (que no son pocos), cuando las cosas no salen cuando yo quiero, como yo quiero y cuando yo quiero y pierod por completo la poca paciencia que nunca he tenido… Gracias, Diego, por elegir estar conmigo en todos mis momentos.
En fin…, creo que por hoy ya no tengo más que decir. A ver si no pasan meses hasta la proxima vez que escriba.

¿Qué bello es vivir?¿La vida es bella?

Hace un tiempo, unos 4 años, para ser exactos, estaba convencida de que vivir era una gran putada, que lo único que te podía aportar era sufrimiento y, si miraba un poco hacia el futuro, más me convencía a mi misma. Incluso tomé la decisión de no tener más hijos; mi hijo mayor ya tenía 8 años; y me sentía culpable y arrepentida de haber traido a mi hijo a este mundo de sufrimiento, sobre todo cuando pensaba en su futuro, ya que él era un niño relativamente feliz. Entonces estaba convencida de que no tendría más hijos, no porque no desease volver a ser madre, sino porque me parecía muy egoista por mi parte, además de un acto de crueldad extrema traer un ser a este mundo para sufrir… Por supuesto, mi percepción del mundo ha cambiado, no voy a exponer los motivos, ni lo que me ha llevado a creer que aqui se puede ser feliz, porque estaría escribiendo hasta el día del juicio. Pero al creer que aquí se puede ser feliz, comprendí que era justo y necesario que otros seres vinieran al mundo, entiendase que dejé de ver la vida como la Gran Putada, y decidí tener otros hijos y enseñarles a vivir para ser felices, porque esto también se aprende.

Bueno, a donde quiero llegar es a decir que esta es una postura congruente, en principio hay una opinión y una decisión, despues hay un cambio de opinión, que es de sabios, y una nueva decisión.

Pero lo que no entiendo es que alguien diga que no concive la vida con tantas injusticias como hay en el mundo, que la vida es una Gran Putada y que haya decidido tener hijos, porque una de dos o es una persona muy hipócrita o deja mucho que desear a muchos niveles, puesto que está condenando a otros seres a lo que ella considera una mierda de vida.

1:42 AM

¿Con quien hablas un jueves a las 2 menos 20 de la mañana cuando has tenido un día no del todo satisfactori y te sientes aplanada? La respuesta es: Con nadie, no hay nadie con quien tú puedas hablar a esas horas (sin pagar, claro) despierto; JAJAJA.
Es un chiste malo, si tienes un diario, aunque sea uno cutre en internet, puedes explayarte en él; con ojo, claro, hay que vigilar lo que se escribe que despues todo se sabe… La cuestión es desahogarse lo suficiente para irse para la cama a dormir, sin ponerse en evidencia, sin delatar ninguna pequeña faltilla que pueda ser reprochable.
Aunque, en este momento tampoco es que tenga alguna, simplemente me siento angustiada y hambrienta, aunque he comido tanto hoy que la bascula va a explotar… Es un peso en el pecho que no se de dónde me sale, quizá sea que hoy no he sido capaz de conectar con la gente a la que se supone he de ayudar, si, quizá sea eso… Quizá la que hoy necesita ayuda sea yo, o simplemente ser escuchada, aunque sólo tenga tonterías que decir, no siempre uno va a estar en plan profundo y filosófico, a veces también es bueno hablar del tiempo…
Aunque, a lo mejor, es que me siento un poco sóla, todo el día rodeada de niños y sin ningún adulto con el que intercambiar comentarios, ya digo, aunque sean intrascendentes. Antes tenía a la cajera del dia que hay debajo de casa, pero se le acabó el contrato… Y la nueva no me cae bien.
Bueno, ya está, ya me pesa menos el pecho, ya me puedo ir a dormir, creo que, realmente, esto del blog empieza a serme útil…

Las apariencias, realmente, engañan

Las vueltas que da la vida no dejan de sorprenderme, desde la parte familiar hasta la de amigos “lejanos”.
Resulta que nada es lo que parece. Ya me había sorprendido hace años con la realidad de las relaciones interfamiliares, que yo, desde fuera veía idílicas y resultaron ser una olla a presión llena de sórdidas historias de celos, envidias, orgullo y malos entendidos, que no mentiras (en este momento no me refiero a nadie, ni a ninguna familia en particular). He visto familias, que desde fuera parecían una piña, unidas, con relaciones fantásticas, saltando siempre de una casa a otra, “lo que haga falta”, “lo que necesites”, “para eso está la familia”… Y después se despedazan unos a otros y en el momento menos pensado, estalla esa olla, que más que olla es una bomba y cada uno por su lado, renegando los unos de los otros.
Estrechas relaciones de amistad se rompen sin dejar rastro, se crea una confianza, se cuentan secretos y, de la noche a la mañana, por alguna tontería, todo se vuelve mierda; los secretos contados en confianza, son revelados y se monta la de San Quintín y, siempre, siempre, hay alguien que lo pierde casi todo.
Y lo de las relaciones sentimentales, bueno, esas son mis favoritas; conoces una pareja y los ves encantadores, ves que hay un trato envidiable entre ellos y piensas: “La pareja perfecta”, “Jo, que envidia”, “Yo también quiero algo así”… Y resulta que todo es pura fachada y, a la vuelta de nada, como quien dice, te encuentras que la relación se ha roto y empiezas a descubrir cosillas de uno y de otro que te dejan con la boca abierta, diciéndote: “Jamás lo hubiese imaginado…”
Espero no enterarme de más relaciones rotas, no de la gente que me gusta, no de la gente que creo que tiene relaciones idílicas y que están en mi mente como algo especial. Relaciones idealizadas que, hace años, pensaba que eran lo que deseaba para mi.

Lo que realmente importa

El sábado, paseando, entramos en un kiosco y , ¡Fíjate!, me llamó la atención la revista de Jorge Bucai, hacía siglos que no la veía, ésta que se llama “Mente sana” y me la compré; por supuesto, con el poco tiempo del que yo dispongo desde que nació Adriwan, sólo alcancé a leer la introducción. Hablaba de la sensibilidad y de lo que realmente importa. Apuntaba la curiosa teoria de que el Homo Sapiens es Homo Sapiens, no por la inteligencia, sino por el desarroyo del lenguaje y que, este se habia dado por amor; por la necesidad humana de preocuparse por sus semejantes.
Aqui, Jorge Bucai se extiende un poco más a propósito de que es bueno ser sensible y llega a otro punto interesante, donde hace incapié en la necesidad de pasar mas tiempo con los seres queridos y no tanto preocupándonos por los extraños, tachando esta última conducta de antinatural y nos acusa de pasar demasiado tiempo preocupados por alcanzar posición social y poder económico, señalando que lo que es realmente importante lo dejamos a un lado.
Es curioso y no deja de sorprenderme ver reflejado (y escrito por un afamado psicólogo) en una revista mi propio pensamiento, algo que yo llevo pensando y manifestando en voz alta desde… No se desde cuando, no recuerdo haber pensado de otra manera alguna vez.
Supongo que, ahora, la gente escuchará, porque ya no sólo lo digo yo, sino que lo indica un psicólogo de reconocido presigio y que, encima, sale en la tele…

986 65 13 49

Ponte en contacto conmigo, consultas por visa o personales.

Consulta por Whatsapp

695037878
  • 2 Preguntas = 1,79 Euros (sale a 0,895 por consulta)
  • 6 Preguntas = 4,49 Euros (sale a 0,748 por consulta)
  • 12 Preguntas = 7,99 Euros (sale a 0,665 por consulta)

    Pago por PAYPAL (IVA NO incl)
Consulta