Sentando Cátedra

Existe una clase especial de personas que se creen en posesión de la verdad absoluta y del conocimiento del “destino”, aunque no lo llamen destino, lo cúal es un poco contradictorio, por que si el destino no existe, pero alguien afirma que un hecho va a suceder por narices, a eso ¿Cómo se le llama?

En fin, la cuestión es que hay personas que, gratuitamente y sin que nadie les de vela en el entierro ni les pida su opinión, se adjudican el derecho, no sólo de opinar sobre la vida de uno, sino también sobre su futuro, de forma categórica e inamovible; vamos, que sientan cátedra, llegando, incluso a afirmar saber lo que la otra persona quiere o deja de querer; con lo que, a mi modo de ver, dejan de ser objetivas, por que proyectan sus propios miedos y deseos sobre la otra persona.

Todo esto viene a cuento de que no hace mucho, alguien afirmó saber cuales eran mis deseos a propósito de determinada cuestión, que si bien, las circunstancias no son las mejores, no quiere decir que no sea algo deseado. Y es que estoy embarazada, de dos meses, tengo al que, posiblemente, sea mi último hijo creciendo dentro de mi y, puedo asegurar, pese a que las circunstancias económicas no sean las mejores, que es un hijo deseado desde casi antes de nacer Adrián, por que siempre supe que quería que Adrián tuviese un hermanito mas o menos de su edad, para que no se criase como hijo único igual que Antonio, que tenía 11 años cuando se convirtió en hermano mayor.

Así, que a estas alturas de mi vida, alguien venga a decirme que yo no quiero estar embarazada (independientemente de que esté o no acojonada) y que sólo son 18 células que no voy a hechar de menos y que, encima, los argumentos que use para animarme a deshacerme de ellas, sean tan manidos como tener un hijo adolescente que está en mala edad… Es que no me produce dudas, ni miedo, me produce un cabreo de tres pares de coj… Narices. Y que, encima sienten cátedra a propósito de lo que yo quiero y de los compromisos adquiridos con mis otros hijos, me cabrea todavía más. Sobre todo viniendo de alguien, que a pesar de ser “profesional de las mancias” no ha dado una conmigo, ni siquiera me conoce, ni a mi ni a mis circunstancias; baste decir que cuando nos conocimos, hace tres años, creyó que era madre soltera y que mi reciente embarazo era fruto de un desliz…

Y es que no se puede estar tan pagado de si mismo, de vez en cuando, hay que callar y escuchar.

2 respuestas a Sentando Cátedra

  • Anonimo dice:

    Whats up, This can be a wonderful summation, I located your blog checking google for any similar subject and discovered this. I couldnt find too much other tips and data on this posting, so it was wonderful to find this one. I’ll most likely be returning to contemplate various other posts that you just have written an additional time.

  • Oooh, you’re such an inspiration. I love this blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

986 65 13 49
Ponte en contacto conmigo, consultas por visa o personales.
Consulta por Whatsapp
695037878
  • 2 Preguntas = 1,79 Euros (sale a 0,895 por consulta)
  • 6 Preguntas = 4,49 Euros (sale a 0,748 por consulta)
  • 12 Preguntas = 7,99 Euros (sale a 0,665 por consulta)

    Pago por PAYPAL (IVA NO incl)
Consulta