diciembre 12th, 2012

La música se puede utilizar como complemento al Reiki, durante sus sesiones, o el Reiki se puede utilizar como complemento a la músico-terapia… ¿Qué fue antes, el huevo o la gallina? En realidad es lo mismo, las dos terapias son complementarias, sea cual sea cual se esté administrando como principal en un momento determinado. Por ejemplo, yo soy terapeuta reiki utilizo la música como complemento en mis terapias.

¿Cúal es la música adecuada?

Bueno, depende del terapeuta al que le preguntes. Muchos, por lo que he visto, coinciden en que debe ser una música con sonidos armoniosos y relajantes como new age, chill out o, incluso el jazz; marcando como requisito fundamental que la música sea instrumental para favorecer la concentración del paciente y el terapeuta. Por supuesto, con estas características, se marcan como no adecuadas las canciones conocidas, ni de moda, esas que suenan continuamente en la radio y que nos aprendemos a fuerza de escucharlas… Yo no estoy de acuerdo con esto. Está bien favorecer la concentración con un determinado tipo de música, pero eso no excluye el otro tipo de música, ya que , si bien, considerada como una distracción, en realidad lo que hace es concentrar la mente en un punto fuera de si misma, favoreciendo el bienestar y la relajación, al tiempo, que asegura que, cuando nuestro paciente escuche esa canción por casualidad, se active su memoria residual, consiguiendo encontrarse bien inmediatamente por asociar la esa canción con un estado de relajación. Esto como afecta al terapeuta, de la misma manera; supongo que depende de la escuela o método estudiado, en el método que yo aprendí, el reiki se puede dar en cualquier momento y en cualquier situación, incluso viendo la tele, requiriendo un mínimo de concentración. No dudo que cuanto más favorables sean las condiciones, mejor va a resultar la terapia, pero no es imprescindible crear un ambiente determinado ni forzar la concentración; esta tiene que darse de forma natural, sin presiones. Muchas veces mis pacientes, rompen a llorar en medio de la sesión, yo no puedo permanecer impasible, o inician una conversación, porque la energía les remueve y necesitan sacar ciertos sentimientos o vivencias fuera, obviamente yo les contesto, manteniendo un mínimo de concentración.

También hay una música más especial para Reiki que incluye el sonido de campanillas cada 3 minutos aproximadamente, para indicarte cuando desplazar las manos, y cuya duración es de una hora, más o menos, para indicar el final de la sesión. Tengo que confesar que tengo un cd de este estilo que me gusta bastante, pero lo de las campanillas no le hago ni caso, mis manos me dicen cuando moverse y cuando no, a veces, un riñón necesita cinco minutos y una rodilla, uno… No obstante para empezar con las terapias no esta música no va mal, pues recuerdo que al principio no podía prescindir del reloj, para cumplir a raja tabla los tiempos estipulados que me habían enseñado, hoy pongo la música de una hora de duración, porque si que es cierto que me abstraigo totalmente y que o me paso o me quedo corta.

Otra cosa que he escuchado o leído por ahí es que la música Reiki no debe llevar instrumentos de percusión, y con esto tampoco estoy del todo de acuerdo… Los instrumentos de percusión nos aceleran y excitan, por lo que deben ser muy rítmicos y lentos, como el latido del corazón en calma, para favorecer la relajación. También es cierto que nos conectan con la energía de la Tierra, y aunque muchos lo consideren inapropiado porque se supone que sólo debes conectar con la Energía Universal, esto tampoco es así, la energía de la Tierra interactúa con la Energía Universal y para que la energía fluya hay que interactuar con ambos extremos, por arriba corriente Universal, por abajo, conexión a Tierra.

Conclusión: ¿Que tipo de música usaremos en nuestras sesiones? Depende del momento y del paciente.

Tags: , ,

Comments are closed.